miércoles, 16 de mayo de 2018

DÍA 19. El poder del espejo, Louise Hay

RECIBE TU PROSPERIDAD

```¿Eres un imán para los milagros, el dinero, la prosperidad y la abundancia?
Hoy aprenderás cómo serás cuando estés abierto a recibir```
Es un buen momento para repasar las notas que escribiste en tu diario al comenzar este curso.
¿Has visto cuánto has aprendido?
¿Puedes comprobar si te sientes más cómod@ repitiendo las afirmaciones delante del espejo?
¡Eres un imán para los milagros!
¿Crees también que eres un imán para el dinero, la prosperidad y la abundancia?
En el mundo hay mucha abundancia a la espera de que la experimentes. Hay más dinero del que puedes llegar a imaginar. Hay más personas de las que puedes llegar a conocer. Si consigues entender esto realmente, te darás cuenta de que conseguirás todo lo que necesitas y deseas.
El poder que hay en nuestro interior está deseando proporcionarnos nuestros sueños más entrañables y una tremenda abundancia al instante.
¿Estás abiert@ para recibirlo? Si deseas algo, el Universo no dice: "Lo pensaré". Responde rápidamente y te envía lo que has pedido. Pero has de estar abiert@ y preparad@ para recibirlo.
Te invito que te pongas de pie, abre tus brazos de par en par y di:
"Estoy abiert@ y receptiv@ a todo lo bueno y a la abundancia del Universo"
¡Ahora dilo bien alto para que todo el mundo pueda oírlo!
La prosperidad puede significar muchas cosas: dinero, amor, éxito, comodidad, belleza, tiempo y conocimiento.
Creas prosperidad hablando y pensando sobre tu abundancia. No puedes crearla hablando sobre tus carencias ni pensando en ellas.
Cuando te concentras en la carencia, creas más carencia. Pensar en la pobreza trae más pobreza.
Los pensamientos de agradecimiento generan más abundancia.
El trabajo del espejo es un instrumento muy poderoso que te ayudará a generar más prosperidad en tu vida. Cuando permites que la abundancia del Universo fluya a través de tus experiencias, puedes recibir todo lo que deseas.
Sólo hace falta práctica y tu espejo!
Todo lo que das regresa a ti. Siempre. Si quitas a la vida, la vida te quitará a ti. Es así de simple.
Quizá pienses que no robas, pero ¿tienes en cuenta los clips y los sellos que te llevas de la oficina?
¿Eres una persona que roba tiempo o respeto a los demás? Todas estas cosas le están diciendo al Universo:
"Realmente no me merezco las cosas buenas de la vida. Tengo que tomarlas a hurtadillas, robarlas".
Sé consciente de las creencias que puede que estén bloqueando el flujo de dinero y prosperidad en tu vida. Ahora usa tu trabajo del espejo para cambiar esas creencias y crear nuevos pensamientos de abundancia. Lo mejor que puedes hacer si tienes problemas económicos es desarrollar el pensamiento de prosperidad.
Hay dos afirmaciones de prosperidad que he utilizado durante muchos años y que me han ido muy bien. También te funcionarán a ti. Son las siguientes:
Mis ingresos aumentan constantemente y Prospero donde quiera que voy.
Cuando te suceda algo bueno en la vida, dile: "¡Sí!"
Ábrete a recibir cosas buenas.
Di "¡Sí!" a tu mundo a esas cosas buenas. Las oportunidades y la prosperidad se multiplicarán por cien. Una vez al día, ponte de pie con los brazos abiertos de par en par y di con alegría:
"Estoy abiert@ y receptiv@ a toda la abundancia del Universo. Gracias, vida. La vida te escuchará y te responderá"
Mirate al espejo y di:
"Estoy abiert@ y receptiv@ a todo lo bueno"
Tu pensamiento del corazón para hoy:
SOY UNA PERSONA QUE DICE SI A LA VIDA, A LAS OPORTUNIDADES Y A LA PROSPERIDAD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario